El #23 de Ducati conquista la primera ronda del MotoGP

España se posicionó en el top 5 del Gran Premio de Qatar, pero el italiano Bastianini se adjudicó la primera victoria

El domingo 6 de marzo, cuando en Guatemala el reloj marcó las nueve de la mañana y en Qatar las dieciocho horas, se llevó a cabo el primer capítulo del mundial de motovelocidad en el Circuito Internacional de Lusail, Qatar. El podio del primer encuentro recibió las firmas de Enea Bastianini, Brad Binder y Pol Espargaró, quien dominó gran parte de la competencia.

(Texto MotoGP.com)

El faro de Ducati

La mala salida de Martín dejó desde un primer momento a Bastianini como el gran valor de Ducati en Lusail. Partiendo 2º entre ‘Martinator’ y Marc Márquez (Repsol Honda Team), el de Rímini apostaba fuerte por el neumático medio trasero, una fórmula que acabaría por darle gran rédito en el tramo final de la carrera. Antes, eso sí, fue capaz de aguantar el tipo ante el empuje inicial de un soberbio ‘Polyccio’ que se asomó de inmediato a la cabeza de carrera con Márquez siguiendo su estela y Binder cerrando el podio provisional. Sin complejos, ‘La Bestia’ era 4º por delante de pilotos contrastados como Joan Mir (Team Suzuki Ecstar) o un Aleix Espargaró (Aprilia Racing) que también iría de menos a más.

La fortaleza del ‘nuevo’ Pol

Ratificando sus grandes sensaciones de la pretemporada, Pol Espargaró exhibió su poderío con la nueva RC213V tratando de abrir hueco en cabeza, mientras Bastianini se las tenía con Mir sin perder de vista la lucha por el podio. Precisamente ahí, pasaba a la acción Binder en la sexta vuelta tras una colada de Márquez a final de recta. Sería un punto que se le atragantaría al octocampeón, que un giro después también se vería superado por el propio Bastianini. La mayor potencia de la Desmosedici GP, en este caso la GP21, condenaba al de Cervera en los últimos metros de la larga recta de Lusail. Mientras Marc iba a menos, Pol conseguía aferrarse a la cabeza de carrera con solidez, aunque las gomas blandas acabarían jugándole una mala pasada.

Problemas para Ducati

Con el paso de las vueltas, el gran ritmo de Bastianini sería un mero oasis para Ducati, que acumularía diversos abandonos a ritmo de vértigo. El primero de ellos llegaría en la séptima vuelta, cuando Jack Miller (Ducati Lenovo Team) ingresaría en el box ante un problema técnico, al tiempo que Marco Bezzecchi (Mooney VR46 Racing Team) -el mejor de los rookies hasta entonces- se iba al suelo en la última curva. Lo peor, sin embargo, llegaría 4 vueltas más tarde, cuando Bagnaia, que había superado al campeón, Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP™), se llevaría por delante a Martín en la primera curva tras bloquear el tren delantero. Un auténtico desastre para Ducati.

El ataque de ‘La Bestia’

La primera curva del trazado catarí también se cobraría las caídas de Alex Márquez (LCR Honda Castrol) y Miguel Oliveira (Red Bull KTM Factory Racing), al tiempo que Pol Espargaró podía presumir de una renta de un segundo en cabeza a falta de 10 vueltas. Un giro después, Bastianini daba caza a Binder y se colocaba 2º con Pol en un horizonte cada vez más próximo. Con el paso de las vueltas, la ventaja del ’44’ caería en picado, a medida que perdía neumáticos y nivel de combustible. A ritmo de vuelta rápida, el italiano recortaría medio segundo en una vuelta para superar a Pol a falta de 4 giros a final de recta, cuando el de Granollers se iría algo largo, viéndose también superado por Binder. Afianzado con una renta de más de un segundo, Bastianini no perdonaría para saborear su primer triunfo, pese a los desesperados intentos finales de Binder, provocando el delirio en el box del equipo Gresini, con Nadia Padovani, viuda de Fausto, a la cabeza. Una tarde para la historia.

Recompensa para los Espargaró

Pese a dejar escapar la que habría sido su primera victoria en la clase reina, ‘Polyccio’ lograría domar las vibraciones de su RC213V para completar el podio por delante de su hermano Aleix, que había librado una bonita batalla con Márquez un par de vueltas atrás. El octocampeón debería contentarse con cerrar el Top 5 y resistir el asedio final de un Mir que finalizaría 6º, justo por delante de su compañero, Alex Rins. En el último suspiro, por tan solo 7 milésimas, Johann Zarco (Pramac Racing) arrebataría la octava posición a su compatriota Quartararo, mientras que el Top 10 lo completaría Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) para colocar tres Honda entre los 10 primeros.

Reparto final de puntos

El que no acabaría muy lejos de Quartararo en la tabla sería su compañero, Franco Morbidelli, seguido por un Maverick Viñales (Aprilia Racing) que recuperaría diversas posiciones beneficiado, en cierta medida, por el número de caídas. Tras él sería 13º Luca Marini (Mooney VR46 Racing Team), dando los primeros puntos al VR46, mientras que el resto del botín se lo repartirían Andrea Dovizioso (WithU Yamaha RNF MotoGP™ Team) y Remy Gardner (Tech3 KTM Factory Racing), finalmente el mejor de los rookies, ya que el compañero de ‘Dovi’, Darryn Binder, Fabio Di Giannantonio (Gresini Racing MotoGP™) y Raúl Fernández (Tech3 KTM Factory Racing) se quedaron sin el premio de los puntos. En dos semanas, en Indonesia, tendrán una nueva oportunidad para dejar huella en un Mundial que ha arranco a lo grande.

Top 5

Enea Bastiani (Italia) 25 pts.

Brad Binder (Sudáfrica) 20 pts.

Pol Espargaro (España) 16 pts.

Aleix Espargaro (España) 13 pts.

Marc Márquez (España) 11 pts.

Fuente: MotoGP.com


También te puede interesar


Compartir