[MX] Tribu Sin Ley celebra aniversario a lo grande con más de 2 mil bikers

Este año, los motociclistas han vuelto a vivir la libertad montados en sus poderosos ejemplares. Los motoclubes de Guatemala cada vez retoman sus rutas, al igual de los bikers de México; quienes el fin de semana del 28 y 29 de mayo tomaron Yucatán con una presencia demoledora en la concentración más grande del sureste mexicano.

El motoclub yucateco Tribu Sin Ley celebró su 8º aniversario. Los 20 capítulos y sus 352 integrantes no festejaron solos, estuvieron acompañados de la comunidad entera de motoristas de Yucatán y amigos de todo el territorio mexicano. Fue una concentración de más de 2 mil personas y 1 mil 500 motocicletas.

Desde el viernes, 27 de mayo, la Península Garage, Mérida, comenzó a recibir a cientos de motociclistas para movilizarse el día siguiente hacia el epicentro del evento: la pista Internacional de Remo y Canotaje, Progreso (Yucatán). En el lugar hubo un sin fin de actividades para pasarla a lo grande.

Estos son algunos de los atractivos que resaltaron en la concentración de motociclistas: el torneo del toro mecánico, la demostración de dominio y fuerza en el concurso de vencidas, la personalización de “las consentidas” en el moto custom, torneo de Cross Todo Terreno, camisetas mojadas y bikini wash, circuito de manejo de destreza y apoyo en la conducción, la presencia de 35 expositores y los conciertos de rock que dominó al público. Pero esta secuencia fue complementada con la exposición de vehículos clásicos.

El movimiento fue de dos días dedicado a resaltar y enaltecer el espíritu de libertad. Este recibió motocicletas de todos los estilos, tamaños, marcas y cilindrajes, con concursos como la moto más ruidosa y el premio al motoviajero (mayor kilometraje recorrido).

Esta convención anual contó con la presencia de representantes gubernamentales. La forma de celebrar este aniversario y conglomeración de motoristas no solo fue diversión; los organizadores también se tomaron el tiempo de honrar a quienes ya no están. Estos actos son los que caracterizan la hermandad de acero.

Cabe mencionar que las reuniones de motoristas no traen únicamente recreo. De manera indirecta, constituye una corriente para la reactivación económica a través del turismo local y en muchas ocasiones, internacional. En este caso el sector hotelero es uno de los más beneficiados.

(Foto: Antonio Romo)
(Foto: Antonio Romo)
(Foto: Antonio Romo)

Expectativas

Respecto a las expectativas para este mega evento, Freddy Cetina, presidente y fundador de Tribu Sin Ley, indicó: «cuando dejas de organizar dos años algo, es un poco difícil… muchos retos. Pero para nosotros fue importante cuidar LA CALIDAD del evento, incluso mejoramos […] este año y siento que ha sido un éxito».

Planes para el 2023

Esta edición fue de dos días, pero para la comunidad biker de Yucatán no es suficiente. El líder de Tribu Sin Ley expresó que el 2023 traerá la Semana de la Moto en Yucatán. El jolgorio se extenderá desde el jueves hasta el domingo y traerá consigo muchas más actividades exclusivas para los seguidores de las dos ruedas. Pero si eso les parece poco, esta concentración de almas libres realizará una rodada a través de los 6 pueblos mágicos de Yucatán. El recorrido promete una probada de misticismo y emoción.

Para los organizadores de esta celebración lo que en verdad es relevante consiste en la confianza que cultivan con quienes hacen parte del evento en cada edición. La hermandad motera se fortalece con hechos, con viajes y con aventuras inolvidables.

(Foto: Antonio Romo)

A propósito de Tribu Sin Ley

El motoclub fue fundado bajo dos pilares: el apoyo social a la comunidad y salir a rodar. Según Freddy Cetina, dentro de la trayectoria del grupo con relación a labores sociales ha liderado proyectos importantes como la construcción del monumento del Motociclismo y avenida del Motociclismo y un convenio que se firmó en el CRIT Yucatán para apoyar con descuentos en servicios externos a todos los motociclistas del Estado de Yucatán que requieren reabilitación, este podría beneficiar a los motociclistas de escasos recursos que utilizan la motocicleta como herramienta de trabajo y por qué no, también para quienes la utilizan para recreación.

Con respecto a los proyectos y actividades que lleva a cabo el motoclub, estos son financiados con recursos y aportes de los mismos integrantes. No obstante, en eventos de esta magnitud, cuentan con el apoyo de los expositores.

La pandemia los limitó por dos años, pero ahora son imparables.

__________________

El Motorista

Compartir